Mujeres escritoras del Renacimiento

MUJERES ESCRITORAS

EN EL RENACIMIENTO

Vittore Carpaccio, Virgen leyendo [www.amysartgallery.com]
  • Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida por el nombre de Santa Teresa de Jesús o simplemente Santa Teresa de Ávila (Ávila, 28 de marzo de 1515 – Alba de Tormes, 4 de octubre de 1582), fue una religiosa, doctora de la Iglesia Católica, mística y escritora española, fundadora de las carmelitas descalzas, rama de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo (o carmelitas). Teresa de Jesús escribió obras místicas de carácter didáctico (Camino de perfección, Conceptos del amor a  Dios, El castillo interior o las moradas. Además de estas tres, pertenecen a dicho género las tituladas: Vida de Santa Teresa de Jesús (1562–1565), escrita por ella misma; Libro de las relaciones; Libro de las fundaciones (1573–1582); Libro de las constituciones (1563); Avisos de Santa Teresa; Modo de visitar los conventos de religiosas; Exclamaciones del alma a su Dios; Meditaciones sobre los cantares; Visita de descalzas; Avisos; Ordenanzas de una cofradía; Apuntaciones; Desafío espiritual y Vejamen. También escribió poesías, escritos breves y escritos sueltos sin considerar una serie de obras que se le atribuyen. Escribió Teresa también 409 Cartas, publicadas en distintos epistolarios. Los escritos de la Santa Católica se han traducido a varios idiomas. El nombre de Santa Teresa de Jesús figura en el Catálogo de autoridades de la lengua publicado por la Real Academia Española.
“Santa Teresa de Jesús”. En: es.wikipedia.org [en línea]. 7 abril  2012. [Consulta: 9 abr 2012]. Disponible en: <http://es.wikipedia.org/wiki/Santa_Teresa_de_Jesús&gt;.
  • Catalina de Paz : se puede identificar con Catalina del  Espíritu Santo, monja Jerónima en el convento de San Pablo de Toledo y  sobrina de D. Pedro del Campo, Obispo de Útica, tal como ha señalado Carmen Vaquero en su estudio sobre Álvar Gómez. Recoge el comentario  que hace sor Ana de Zúñiga: “Esta religiosa fue muy hábil y de muy agudo entendimiento y supo gramática; y fue muy gran poeta que hacía en el arte muy lindas obras” Una opinión aún más elogiosa sobre su erudición tiene  García Matamoros, que la había conocido en Alcalá y la califica de poeta exquisita muerta en su juventud y nos  dice que participó en certámenes en Sevilla y Alcalá, lo que sería el primer caso conocido. También la conocía y admiraba Álvar Gómez, que dedicó dos poemas a su muerte, lo mismo que había dedicado un epitafio a Luisa Sigea. Como erudita ―posiblemente una más de las puellae doctae― escribió poesía en latín y en castellano. En latín nos han llegado sus dos poemas en los preliminares de la obra Buen plazer trobado en treze discantes de quarta rima castellana segun imitacion de trobas francesas compuesto por don Hurtado de Mendoça…, Alcalá: Ioan de Brocar, 1550, contestados oportunamente por el autor. En castellano es autora de un elogio de cierta extensión dedicado a ensalzar al Cardenal Silíceo, escrito en las muy graves y ya anticuadas coplas de arte mayor.
BARANDA LETURIO, Nieves (Marzo-abril 2009). “Notas para un cancionerillo de poetas cortesanas del  siglo XVI”, Destiempos.com, nº 19, págs. 8-27. Disponible en: <http://www.destiempos.com/n19/dossierescritoras.pdf&gt;
  • Catalina de Zúñiga, condesa de Andrade: Responde con un poema a  otro de don Juan de Borja. Si no me equivoco, se trata de la esposa del IV  Conde de Andrade, Fernando Ruiz de Castro y Portugal, virrey de Nápoles.  Era hija de Francisco de Sandoval y Rojas y de doña Isabel de Borja, hija de los Duques de Gandía. Aun sin establecer parentescos precisos, no puede pasarse por alto el hecho de que su poema quedara recogido en el llamado  Cancionero de Pedro de Rojas (Madrid, Biblioteca Nacional, Ms. 3924) y que su madre y el destinatario de la respuesta compartan el ilustre apellido Borja e incluso puede que se tratara de su hermano Juan de Borja y Castro, casado en segundas nupcias con Francisca de Aragón.
BARANDA LETURIO, Nieves (Marzo-abril 2009). “Notas para un cancionerillo de poetas cortesanas del  siglo XVI”, Destiempos.com, nº 19, págs. 8-27. Disponible en: <http://www.destiempos.com/n19/dossierescritoras.pdf&gt;
  • Francisca de Aragón: Francisca de Aragón o Aragão (h. 1521-1606) es bien conocida por  los estudiosos del siglo XVI, debido a que su belleza y privilegiada posición junto a la reina doña Catarina le valieron el homenaje repetido de algunos de los poetas más conocidos del Quinientos portugués. No nos dicen esas menciones ni su biografía que tuviera inclinaciones poéticas o que se dedicara a hacer versos, no obstante, se ha conservado una epístola en tercetos, dirigida a don Manoel de Portugal, que tiene en ella su más probable autora.
BARANDA LETURIO, Nieves (Marzo-abril 2009). “Notas para un cancionerillo de poetas cortesanas del  siglo XVI”, Destiempos.com, nº 19, págs. 8-27. Disponible en: <http://www.destiempos.com/n19/dossierescritoras.pdf&gt;
  • Isabel Mexía: Quizá fuera una dama de la infanta Isabel Clara Eugenia, que en 1599 se asentó en la casa de la reina, de donde salió casada en 1601. Sólo se conserva un poema suyo, que pertenece a un pequeño grupo de cuatro poemillas en torno a un acertijo erótico que pregunta por el consonante de badajo. Mientras que las dos primeras respuestas son anónimas y de  indisimulado tono erótico, la de doña Isabel es contenida, dando el consonante en tasajo, término sexualmente neutro.
BARANDA LETURIO, Nieves (Marzo-abril 2009). “Notas para un cancionerillo de poetas cortesanas del  siglo XVI”, Destiempos.com, nº 19, págs. 8-27. Disponible en: <http://www.destiempos.com/n19/dossierescritoras.pdf&gt;
  • Andrea de Mendoza e Isabel de Vega : Deben incluirse en el mismo círculo poético definido en el cancionero que se encuentra en la Biblioteca Nacional de París (Ms. 373). Aunque la mayoría de poemas son anónimos, quienes aparecen con nombre son de la primera o segunda generación petrarquista (algo de Garcilaso, algún fray Luis de León, Cervantes al nacimiento de la infanta Catalina Micaela en 1567) y quienes figuran bajo sus siglas o por el apellido abreviado (Burguillos, Diego Hurtado de Mendoza) quizá lo hagan para preservar un cierto anonimato de bueno tono cortesano.
BARANDA LETURIO, Nieves (Marzo-abril 2009). “Notas para un cancionerillo de poetas cortesanas del  siglo XVI”, Destiempos.com, nº 19, págs. 8-27. Disponible en: <http://www.destiempos.com/n19/dossierescritoras.pdf&gt;
  • Isabel de Vega: se han conservado de ella doce poemas, lo que constituye un corpus poético de cierta importancia. Pero no es el número el único dato que nos habla de su  posición como poeta en su entorno:  sus poemas  están presentes en dos cancioneros relevantes: el Ms. 373 de la  Bibliothèque National de France y el Ms. 617 de la Biblioteca de Palacio, y en ambos figuran como grupo con cierta entidad.  Aún así, el nombre de Isabel de Vega es tan común que la identificación resulta muy complicada, por eso sólo se puede recordar que Ignacio de Loyola dirigió una carta a una Isabel de Vega, Condesa de Luna, en 1553. La cronología no impide que se trate de la poeta, pero sin más datos, tampoco nada lo avala.
BARANDA LETURIO, Nieves (Marzo-abril 2009). “Notas para un cancionerillo de poetas cortesanas del  siglo XVI”, Destiempos.com, nº 19, págs. 8-27. Disponible en: <http://www.destiempos.com/n19/dossierescritoras.pdf&gt;
  • Luisa Sigea de Velasco: también conocida por Luísa Sigeia, Luísa Sigea Toledana o por la versión latinizada Aloysia Sygaea Toletana, (Tarancón, provincia de Cuenca, 1522 – Burgos, 13 de octubre de 1560),humanista y poetisa española del Renacimiento. Luisa Sigea hablaba francés, español e italiano y dominó el latín, el griego, el hebreo y el caldeo o siriaco, y estaba muy versada en Filosofía, Poesía e Historia. Al parecer, unía también a su talento una espléndida hermosura, y fue celebrada en ambos aspectos por numerosos ingenios de su época. Su mejor obra es el poema en latín Syntra (París, 1566). Escribió además el opúsculo Dialogus de differentia vitae rusticae et urbanae y Colloquium havitum apud villam inter Flamminia Romanam et Blesillam Senensem. Se conserva también un epistolario y varios poemas, entre otras obras, aunque mucho se ha perdido.
“Luisa Sigea”. En: es.wikipedia.org [en línea]. 7 marzo  2012. [Consulta: 9 abr 2012]. Disponible en: <http://es.wikipedia.org/wiki/Luisa_Sigea&gt;.
Anuncios