Los principios de la caballería

Los principios de la caballería

El honor

Sin títuloLos principios del código de honor en la caballería, que debían guardar los caballeros, eran:

  • La fidelidad y lealtad a la palabra dada ante todos.
  • La generosidad, protección y asistencia a todos los menesterosos.
  • La obediencia a la Iglesia y la defensa de sus ministros y sus bienes.

La guerra

Los caballeros formaron parte de las órdenes militares, que nacieron en Jerusalén, con la misión de proteger a los peregrinos. Poco a poco se convirtieron en hermandades militares.

b0yk

El amor

Todo caballero debía tener una dama a quien servir. A ella se encomendaban antes de entrar en batalla y a ella dedicaban sus éxitos.

477px_Codex_Manesse_Herzog_von_Anhalt

El adiestramiento

Los caballeros se adiestraban en el combate en celebraciones de diferente tipo. Por ejemplo, las justas era celebraciones festivas en las que se convocaba a caballeros de distinta procedencia, que luchaban entre sí para lograr prestigio.

Torneo480x456

Ley II. Partida 2ª
“Para facerles cavalleros cataba que fuesen hombres que tuvieran en sí tres cosas. La primera que fuesen sufridores, para sufrir gran sufrimiento… La segunda que fuesen acostumbrados a ferir para que supiesen mejor, y más aína matar y vencer a sus enemigos… La tercera, que fuesen crudos por no haber piedad de robar lo de los enemigos, ni de ferir, ni de matar, ni otros que no desmayasen por golpe que ellos recibiesen ni que diesen a otros.”
Ley IIII. Partida 2ª
“Entre todas las virtudes cuatro son las principales: cordura, e fortaleza, e mesura, e justicia. La cordura les fará  que lo sepan guardar a su pro e sin su daño. E la fortaleza que estén firmes en lo que ficieren. E la mesura que roben las cosas como deben. E la justicia, que la fagan derechamente.”

 

[Textos adaptados de la edición del Quijote de la editorial SM dirigida por Andrés Amorós;  la edición de la editorial Anaya, dirigida por Ángel Basanta; la edición de la editorial Castalia realizada por Elena Varela y Florencio Sevilla.]