Embajada a Tamorlán (1406-1412)

Embajada a Tamorlán.jpg

La Relación de la embajada de Enrique III al gran Tamorlán, escrita entre 1406 y 1412, se ha atribuido tradicionalmente al caballero madrileño Ruy González de Clavijo, que intervino en la expedición en calidad de embajador.  Otros autores plantean la posibilidad de que el autor fuera el teólogo dominico Alfonso Páez de Santamaría, miembro también de la embajada.

images.jpg

Narra el viaje de ida y vuelta (1403-1406) de la expedición que Enrique III envió a Samarkanda para entrevistarse con el emperador mongol Tamorlán. El rey Enrique ideó esta embajada con la intención de estrechar las relaciones diplomáticas con las naciones que pudieran conjurar la amenaza que suponía para Occidente la expansión de los turcos otomanos. Tamerlán (o Tamorlán) había derrotado y hecho prisionero pocos años antes al sultán Bayaceto en la batalla de Angora.

Está escrito en forma de diario, en tercera persona, y recoge con todo detalle la sorprendente realidad que se muestra a los ojos siempre curiosos del cronista. Los datos geográficos y cronológicos son muy precisos. La prosa es muy dinámica y la narración resulta sumamente amena.

 

Anuncios