Cervantes, novelista: Novelas ejemplares (1613)

911f6841ef1c738505535729090308e2.jpg

En el Renacimiento, el término novella del italiano se aplicaba de manera exclusiva a breves narraciones en prosa, que trataban asuntos reales o imaginarios, a menudo de índole procaz, centrados en la vida presente. Los antecedentes están en los narradores renacentistas italianos (Boccaccio, Bandello…), el Lazarillo, Los siete libros de la Diana de Jorge de Montemayor y la Historia etiópica, la novela bizantina de Heliodoro (siglo II).

Las Novelas ejemplares (1613) forman una colección de doce relatos. Cervantes dio el nombre de novelas a estos relatos para llamar su atención sobre la novedad y la originalidad de una forma narrativa de origen italiano: la novela corta, antes mencionada.  Consciente de su nueva aportación afirma con orgullo en el prólogo a las Novelas ejemplares:

“Yo soy el primero que he novelado en lengua castellana; que las muchas novelas que en ella andan impresas, todas son traducidas de lenguas extranjeras, y estas son mías propias, no imitadas ni hurtadas; mi ingenio las engendró y las parió mi pluma, y van creciendo en los brazos de la estampa”.

Cervantes, por otra parte, modifica sustancialmente este modelo: alarga su extensión, concede mayor relevancia al diálogo, rebaja la presencia de lo maravilloso, nacionaliza asuntos y personajes. Además, afirma en el prólogo sobre su propósito moralizante:

“Heles dado nombre de ejemplares, y si bien lo miras, no hay ninguna de quien no se pueda sacar algún ejemplo provechoso”.

Sin embargo, pese a esta afirmación, el adjetivo ejemplares debe entenderse en un sentido más amplio, no solo desde un punto de vista moral, sino también estético, pues pretende crear un modelo narrativo digno de imitación en el futuro.

Las novelas reflejan la influencia renacentista aristotélica en dos aspectos: la búsqueda de verosimilitud, aunque no siempre de realismo, y la creación de personajes que responden más a un tipo literario que a una individualidad.

Las Novelas ejemplares son doce relatos que carecen de marco, es decir, no existe un nexo que las una (excepto en El coloquio de los perros, que se inserta dentro de El casamiento engañoso). Bajo su aparente sencillez presentan variedad de modos narrativos y gran complejidad.

11b155c82df327806bfa012c881eed27La mayoría de las Novelas cuentan una historia de amor contrariado con final feliz. La amistad está también presente en muchos de los relatos en los que aparece el personaje del amigo fiel. Las relaciones de amistad permiten la introducción del diálogo y con él las distintas interpretaciones del mundo.

Otros relatos de la colección, como Rinconete y Cortadillo, abordan el mundo de los pícaros, las prostitutas, los ladrones. El coloquio de los perros y El casamiento engañoso abordan además los temas de la hipocresía y el engaño.

Los críticos que han estudiado la prosa cervantina suelen dividir las Novelas ejemplares en tres grupos: las idealistas, las realistas y las intermedias.

Novelas idealistas

Son relatos bizantinos, con argumentos complejos, protagonistas idealizados y, a veces, espacios remotos y exóticos. Corresponden a este grupo El amante liberal, La española inglesa, La fuerza de la sangre, Las dos doncellas y La señora Cornelia.

El amante liberal

Es la historia de amor de Ricardo y Leonisa, quienes, cautivos de los turcos, consiguen recuperar la libertad y unirse en matrimonio. Es un excelente ejemplo de novela bizantina de amor y aventuras.

Si te apetece saber más sobre esta novela, puedes pinchar en este enlace.

209775_632_canny_pic

La española inglesa

Una joven andaluza, secuestrada en su niñez por los ingleses e su Cádiz natal, mantiene oculto su catolicismo en Inglaterra; tras sufrir variadas aventuras a lo largo de un complicado viaje, logra casarse con su amado español. Otro interesante ejemplo de novela bizantina de amor y aventuras.

209775_632_canny_pic

La fuerza de la sangre

lafuerzadelasangre.jpgLeocadia es violada por Rodolfo, quien la abandona, tras dejarla embarazada. Una serie de fortuitos sucesos harán que Rodolfo reconozca la paternidad de su hijo.

Si deseas saber más sobre esta novela, puedes pinchar en este enlace.

209775_632_canny_pic

Las dos doncellas

lasdosdoncellas.jpgEs la historia de dos jóvenes, Teodosia y Leocadia, enamoradas del mismo hombre, Marco Antonio. Ambas son abandonadas por Marco Antonio y se fugan para buscarlo. En el viaje se conocerán y coincidirán con Rafael, el hermano de Teodosia y con el mismo Marco Antonio.

En el siguiente fragmento, Teodosia, que ha pasado la noche contando su historia a quien creía que era un desconocido, descubre  con la luz del alba la verdadera identidad de su interlocutor:

Estaba Teodosia deseando ver la claridad, para ver con la luz qué talle y parecer tenía aquel con quien había estado hablando toda la noche. Mas cuando le miró y le conoció quisiera que jamás hubiera amanecido, sino que allí en perpetua noche se le hubiera amanecido, sino que allí en perpetua noche se le hubieran cerrado los ojos; porque apenas hubo el caballero vuelto los ojos a mirarla (que también deseaba verla) cuando ella conoció que era su hermano, de quien tanto se temía, a cuya vista casi perdió la de sus ojos, y quedó suspensa, y muda, y sin color en el rostro; pero sacando del temor el esfuerzo y del peligro discreción, echando mano a la daga, la tomó por la punta y se fue a hincar de rodillas delante de su hermano, diciendo con voz turbada y temerosa:
— Toma, señor y querido hermano mío, y haz con este hierro el castigo del que he cometido, satisfaciendo tu enojo, que para tan grande culpa como la mía no es bien que ninguna misericordia me valga.

209775_632_canny_pic

La señora Cornelia

lasenoracornelia.jpg

Dos amigos, Antonio de Isunza y Juan de Gamboa, viajan por Flandes e Italia donde resuelven casos de amor ajenos.

209775_632_canny_pic

Novelas realistas

Se centran en cuadros de costumbres y espacios coetáneos y muestran una visión crítica de la sociedad y la naturaleza humana.  Pertenecen a este grupo Rinconete y Cortadillo, El licenciado Vidriera, El celoso extremeño, El casamiento engañoso y El coloquio de los perros.

Rinconete y Cortadillo

rinconeteycortadillo.jpgUna de las Novelas ejemplares de más fama es Rinconete y Cortadillo, relato que podría adscribirse al género picaresco. Narra la historia de dos ladronzuelos, Rincón y Cortado, que llegan a Sevilla huyendo de sus andanzas anteriores y buscando mejores oportunidades para vivir. Sus aspiraciones se ven frustradas al descubrir que en la ciudad no tienen derecho a trabajar libremente, no tienen independencia ni pueden quedarse con las ganancias de sus hurtos, pues deben rendir cuentas ante el astuto Monipodio, el jefe de una banda de delincuentes que establece las normas que los ladrones de la ciudad deben acatar si quieren seguir a salvo. Ello da pie a una inolvidable descripción de los bajos fondos en la capital andaluza.

Si te interesa saber más sobre esta obra, sigue este enlace.

El licenciado Vidriera

Narra la historia de Tomás Rodaja, que pierde la razón a causa del hechizo de una dama que quería enamorarlo. Tomás cae en la locura y cree que su cuerpo es de vidrio. Enseguida empieza a asombrar a todos por su ingenio y agudeza. Las respuestas de Vidriera a las preguntas de la gente sirven a Cervantes para realizar una sátira social llena de humor. El autor utiliza el recurso del personaje loco que dice verdades socialmente prohibidas a los cuerdos.

En este fragmento de El licenciado Vidriera podrás comprobar cómo Miguel de Cervantes se sentía interesado por el tema de los límites entre la locura y la cordura que desarrollará con más profundidad en El Quijote:

Seis meses estuvo en la cama Tomás, en los cuales se secó y se puso, como suele decirse, en los huesos, y mostraba tener turbados todos los sentidos; y aunque le hicieron los remedios posibles, solo le sanaron la enfermedad del cuerpo, pero no la del entendimiento; porque quedó sano, y loco de la más extraña locura que entre las locuras de entonces se había visto. Imagínose el desdichado  que era todo hecho de vidrio, y con esta imaginación, cuando alguno se llegaba a él, daba terribles voces, pidiendo y suplicando con palabras y razones concertadas que no se le acercasen, porque le quebrarían: que real y verdaderamente él no era como los otros hombres, que era todo de vidrio, de pies a cabeza.
Para sacarle de esta extraña imaginación, muchos, sin atender sus voces y rogativas arremetieron a él y lo abrazaron, diciéndole que advirtiese y mirase cómo no se quebraba. Pero lo que granjeaba en esto era que el pobre se echaba en el suelo dando mil gritos, y luego le tomaba un desmayo del cual no volvía en sí en cuatro horas, y cuando volvía, era renovando las plegarias y rogativas de que otra vez no le llegasen. Decía que le hablasen de lejos, y les preguntasen lo que quisiesen, porque a todo les respondería con más entendimiento, por ser hombre de vidrio y no de carne: que el vidrio, por ser materia sutil y delicada, obraba por ella el alma con más prontitud y eficacia que no por la del cuerpo, pesado y terrestre.
Quisieron algunos experimentar si era verdad lo que decía, y así, le preguntaron muchas y difíciles cosas, a las cuales respondió espontáneamente con grandísima agudeza de ingenio; cosa que causó admiración a los más letrados de la Universidad y a los profesores de la Medicina y Filosofía, viendo que un suelo donde se contenía tan extraordinaria locura como era el pensar que fuese de vidrio, se encerrase tan grande entendimiento, que respondiese a toda pregunta con propiedad y agudeza.

Como hemos dicho antes, Cervantes se sirve muchas veces del “loco” para decir verdades incómodas. Lee este otro fragmento y observa la ironía. ¿En qué momento critica a algunos poetas?

Otra vez le preguntaron qué era la causa de que los poetas por la mayor parte, eran pobres. Respondió que porque ellos querían, pues estaba en sus manos ser ricos, si se sabían aprovechar de la ocasión que por momentos traían entre las manos, que eran las de sus damas, que todas eran riquísimas en extremo, pues tenían los cabellos de oro, frente de plata bruñida, los ojos de verdes esmeraldas, los dientes de marfil, los labios de coral y la garganta de cristal transparente, y que lo que lloraban eran líquidas perlas. Y más, que lo que sus plantas pisaban, por dura y estéril tierra que fuese, al momento producía jazmines y rosas, y que su aliento era puro ámbar, almizcle y algalia; y que todas estas cosas eran señales y muestras de su mucha riqueza. Estas y otras cosas decía de los malos poetas; que de los buenos siempre dijo bien.

El celoso extremeño

Trata el conocido tema del matrimonio entre el viejo y la joven, en este caso representados por el indiano Carrizales, cuya bella esposa, a pesar de la estrecha vigilancia a la que vive sometida, acabará engañándolo con un joven músico.

Si quieres saber más sobre esta obra, sigue este enlace.

 

209775_632_canny_pic

El casamiento engañoso

elcasamientoenganoso.jpg

El alférez Campuzano, decidido a sacar provecho del matrimonio, se casa con Estefanía de Calcedo, mujer de mala reputación, que finge arrepentirse de su pasado y exhibe una riqueza aparente. Tras la boda, Estefanía se apropia de sus bienes y lo abandona, dejándolo en la ruina y con una enfermedad venérea incurable.

209775_632_canny_pic

El coloquio de los perros

Continuación de El casamiento engañoso, recoge la lectura que hace el licenciado Peralta de un relato picaresco transcrito por el alférez Campuzano, donde el perro Berganza cuenta sus experiencias de vida a otro perro, Cipión.

Si te interesa saber más sobre estas dos novelas, solo tienes que seguir este enlace

209775_632_canny_pic

En El Coloquio de los perros, dotados de habla, se cuentan sus vidas y muestran una visión satírica del mundo de los seres humanos. Lee el siguiente fragmento y fíjate en cómo describe Cervantes el comportamiento de los pastores que observa Berganza. ¿Se parecen a los pastores de las novelas pastoriles?

Cada semana nos tocaban a rebato, y en una escurísima noche tuve yo vista para ver los lobos, de quien era imposible que el ganado se guardase. Agacheme detrás de una mata, pasaron los perros, mis compañeros, adelante, y desde allí oteé, y vi que dos pastores asieron de un carnero de los mejores del aprisco, y le mataron, de manera que verdaderamente pareció a la mañana que había sido su verdugo el lobo. Pasmeme, quedé suspenso cuando vi que los pastores eran los lobos y que despedazaban el ganado los mismos que le habían de guardar.

Novelas que combinan ambas líneas: realistas e idealistas

La ilustre fregona

lailustrefregona.jpgRelata de manera entrelazada las aventuras protagonizadas por dos jóvenes de buena familia, Diego de Carriazo y Tomás de Avendaño, que deciden lanzarse a la vida picaresca. En un mesón de Toledo, Avendaño se enamora de Constanza, una fregona o sirvienta, lo que hará que los dos jóvenes decidan detener allí su viaje. Finalmente, se descubrirá que Constanza es de noble nacimiento, hija natural del padre de Carriazo, por lo que nada impedirá su boda con Avendaño. Hay que destacar su proximidad al género picaresco.

La gitanilla

lagitanilla-1.jpgConstituye una aproximación de Cervantes al fascinante mundo de los gitanos, a través de la encantadora figura de la joven Preciosa, cuya gracia y simpatía atraen a Juan de Cárcamo, un joven noble, que, llevado por su amor, se integra en el mundo de Preciosa. Al final, se descubre que Preciosa es también de origen noble, por lo que se puede producir un feliz matrimonio entre iguales.

Cuando Juan de Cárcamo decide abandonar su vida de aristócrata y formar parte del mundo de su amada, un viejo gitano que describe el modo de vida y las costumbres de ese mundo:

Con estas y con otras leyes y estatutos nos conservamos y vivimos alegres; somos señores de los campos, de los sembrados, de las selvas, de los montes, de las fuentes, de los ríos. Los montes nos ofrecen leña de balde; los árboles, frutas, las viñas, uvas; las huertas, hortalizas; las fuentes, agua; los ríos, peces, y los vedados, caza; sombra las peñas, aire fresco las quiebras, y casa las cuevas. […] No nos fatiga el temor de perder la honra, ni nos desvela la ambición de acrecentarla, ni sustentamos bandos, ni madrugamos a dar memoriales, ni acompañar magnates, ni a solicitar favores. Por dorados techos y suntuosos palacios estimamos estas barracas y movibles ranchos, por cuadros y países de Flandes, los que nos da la naturaleza en esos levantados riscos y nevadas peñas, tendidos prados y espesos bosques que a cada paso los ojos se nos muestran.

ornament-1332804_960_720.png

[Fuentes: PEDRAZA, Felipe B. y RODRÍGUEZ, Milagros (1981), Manual de literatura española. IV. Barroco: Teatro, Pamplona: Editorial CENLIT; BLECUA, José Manuel [et al.] (2008), Lengua castellana y Literatura 1º, Madrid: Editorial SM; FERNÁNDEZ  SANTOS, Alonso [et al.] (1992), Literatura 2º, Barcelona: Magisterio Casals; ARROYO CANTÓN, Carlos [et al.] (2006), Lengua castellana y Literatura 1º de Bachillerato, Madrid: Oxford; GARCÍA MADRAZO, Pilar [et al.], (2008) Lengua castellana y literatura 1º de Bachillerato, Zaragoza: Edelvives. Proyecto Zoom;  MELÉNDEZ, Isabel [et al.], (1996) Lengua y literatura castellana 4º ESO, Madrid: ESLA; PASCUAL, José A. [et al.](2008) Lengua y literatura 1º Bachillerato, Madrid: Santillana; ESCRIBANO, Elena [et al.](2008), Lengua castellana y Literatura 1º Bachillerato, VALENCIA: ECIR; MARTÍ, S. [et al.] (2002), Lengua castellana y Literatura 1º Bachillerato, Barcelona: Teide; MARTÍ, S. [et al.] (2015) Lengua castellana y Literatura 1º Bachillerato, Barcelona: Teide; MATEOS DONAIRE, E. [et al.] (2015), Lengua castellana y literatura 1º Bachillerato, Madrid: McGrawHill; RIQUELME, J. [et al.] (2015), Lengua castellana y literatura 1º Bachillerato, Valencia: Micomicona; GARCÍA GUTIÉRREZ, M. [et al.] (2015), Lengua castellana y Literatura 1º Bachillerato. Serie Comenta, Madrid: Santillana; GUTIÉRREZ, S. [et al.] (2015) Lengua castellana y Literatura 1º Bachillerato, Madrid: Anaya.]