Miguel de Cervantes (1547-1616)

Suele decirse que el escritor refleja siempre una parte de su vida en su obra. Sea esto o no cierto, lo que parece indudable es que determinados elementos de la experiencia vivida se encuentran en muchos autores o, dicho de otra manera, con frecuencia la vida del autor ayuda a comprender su obra.

Así, en el caso de Miguel de Cervantes Saavedra resulta difícil comprender que alguien sea capaz de analizar de manera tan profunda al ser humano, de conocer sus miserias y grandezas, sin no se ha visto envuelto en una vorágine de acontecimientos que le permiten reflejar cualquier conflicto, deseo o temor en sus personajes.

En la dedicatoria al conde de Lemos que Cervantes hace en la segunda parte del Quijote dice irónicamente que la continuación de la primera parte de su novela que “el que más ha mostrado desearle ha sido el grande emperador de la China, pues en lengua chinesca hará un mes que me escribió una carta con un propio, pidiéndome, o por mejor decir, suplicándome se le enviase, porque quería fundar un colegio donde se leyese la lengua castellana, y quería que el libro que se leyese fuese el de la historia de don Quijote. Juntamente con esto me decía que yo fuese el Rector del tal colegio.”

Es evidente que Cervantes está inventando algo que para él era absurdo, absolutamente fuera de cualquier lógica. Sin embargo, no acertó en su nombramiento como director de un colegio chino, pero sí en la fama, influencia y divulgación de su obra. Después de la Biblia, ninguna otra obra ha sido traducida a tantos idiomas ni ha gozado de una aceptación tan universal desde su publicación. Y que una novela pueda impresionar tanto a lectores desde el siglo XVII como del XXI, hacer que disfruten con lo que ella nos cuentan personas de razas y latitudes absolutamente dispares, significa solo que su autor ha escrito una obra con la que cualquier ser humano se siente identificado. Y, para ello, además del dominio del género y de una grandeza creativa excepcional se requiere estar curtido por tantos avatares en la vida que te permitan plasmar las inquietudes y deseos humanos por encima de una situación determinada.

Durante el curso 2015-2016 en el IES Miguel Catalán pusimos en marcha el blog cooperativo Con los ojos de Cervantes. En él encontrarás mucha documentación sobre Cervantes y su obra elaborada por los profesores y los alumnos del Centro.

Anuncios