La literatura romántica (apuntes y ppt)

20130425-El-hombre-desesperado 
Digámoslo, pues, sin temor. Ha llegado la hora […]. Apliquemos el martillo a las teorías, a las poéticas, a los sistemas. No hay ni reglas ni modelos; o, más bien, no hay otra reglas que las leyes generales de la Naturaleza, que dominan toda la extensión del arte. No hay más que un peso que pueda inclinar la balanza del arte: es el genio. El genio […] puede atreverse, arriesgarse, crear, inventar su estilo: tiene derecho a ello. En el arte, sobre todo, es visible el quid divinum. El poeta se mueve en su obra del mismo modo que la Providencia en la suya: emociona, hunde en la consternación, golpea y, luego, levanta o abate, casi siempre  a la inversa de lo que esperamos, socavando vuestras almas por la sorpresa.
                                                                            Victor Hugo, Manifiesto romántico

El siglo XIX constituye una época de notables transformaciones en todos los ámbitos. Aunque se siguen las ideas reformistas de la Ilustración, la Revolución Francesa provoca una profunda crisis social y política que terminó con el Antiguo Régimen y con el sistema monárquico absolutista.

El Romanticismo es un complejo movimiento que supuso una revolución política, social, artística e ideológica. Trae consigo una nueva forma de estar en el mundo: en lo personal, social, político, religioso y estético. La singularidad personal y nacional que el Romanticismo reivindica y defiende responde a una reacción contra el carácter generalizador, abstracto y utilitario de las aplicaciones de la razón físico-matemática a la vida humana. Frente a la razón, la claridad y el orden clásicos del siglo XVIII, el Romanticismo opone el sentimiento, la pasión, la imaginación, la sensibilidad y el ideal de libertad como valores máximos. Por todo ello, el Romanticismo abre las puertas de la Edad Contemporánea.

Emilia Pardo Bazán, en su libro La cuestión palpitante, nos da una imagen de primera mano de lo que fue el Romanticismo:

No se limitaba el Romanticismo a la literatura: transcendía a las costumbres. Era una de las señas particulares haber puesto en moda ciertos detalles, ciertas fisonomías, las damiselas pálidas y con tirabuzones, los héroes desesperados y en último grado de tisis, la orgía y el cementerio. Varió totalmente el concepto que se tenía del literato: desde el advenimiento del Romanticismo se convirtió en un calavera misántropo, al cual las musas atormentaban en vez de consolarle, y que no andaba, ni comía, ni se conducía en nada como el resto del género humano, encontrándose siempre cercado de aventuras, pasiones y disgustos profundísimos y misteriosos.  Y que no todo era ficticio en el tipo romántico, lo prueba la azarosa vida de Byron, el precoz hastío de Alfred de Musset, la demencia y el suicidio de Gerard de Nerval, las singulares vicisitudes de George Sand, las volcánicas pasiones y trágico fin de Larra, los desahogos y vehemencia de Espronceda.

El Romanticismo se originó en Alemania e Inglaterra y se extendió después al resto de los países. En 1744, se publica la novela Las desventuras del joven Wether. Su autor, Johann Wolfgang von Goethe (1749-832), en 1772, había quedado prendado de la prometida de una amigo suyo. La frustración le llevó a escribir una trágica historia con un estilo, un ambiente y un desenlace novedoso, que cautivaron al gusto europeo. Napoleón confesó haber leído la novela varias veces. Además constituyó un escándalo para la Iglesia que acusó a Goethe de justificar el suicidio.

La novela relata los desgraciados amores de Werther, un sensible escritor enamorado de Charlotte (Lotte), la prometida de su mejor amigo, Albert, apalabrada por la madre de ella. Goethe recurre a la técnica epistolar: Werther envía cartas a su amigo Guillermo, quien concluye la narración. Albert y Lotte se casan, pero el joven Werther, apesadumbrado, los visita cada vez más.  Werther defiende la pasión y el impulso vital:

—El hombre que se deja arrastrar por sus pasiones— replicó Albert— pierde totalmente el uso de la razón y debe ser considerado como un borracho, como un loco.
—¡Ay de vosotros, hombres razonables!— exclamé sonriendo—. ¡Pasión!, ¡embriaguez!, ¡demencia! Estáis ahí tan tranquilos, tan impasibles. Vosotros, los virtuosos, criticáis al borracho, despreciáis al insensato, pasáis de largo y dais gracias a Dios como los fariseos, porque no os ha hecho como a uno de estos. Yo me emborracharé más de una vez, mis pasiones rayaron en la locura y ninguna de ambas cosas me pesa, pues he aprendido a comprender en su medida que todos los hombres extraordinarios que han realizado cosas grandiosas, algo que parecía imposible, han sido tachados de locos y de borrachos.

La razón ya no es el motivo imperante para el protagonista. En su última visita, Werther y Lotte se besan, pero, en el arrebato, ella le pide al joven que no regrese más. Werther no puede sufrir el rechazo cuando el amor los une y decide que la muerte es la solución. Incapaz de hacerle daño a otro ser, el joven embriagado de pasión no ve más salida que el suicidio. Werther se quita la vida, jovencísimo, de un pistoletazo en el momento de sonar las campanas de medianoche.

las-penas-del-joven-werther-1024x733.jpg

El suicidio del protagonista de la novela provocó una oleada de suicidios en Europa: más de 40 jóvenes se quitaron la vida imitando al joven enamorado.  Este extraño y macabro fenómeno propició la prohibición del libro en países como Italia y Dinamarca.

En 1974 el sociólogo americano David Phillips denominó “efecto Werther” al efecto imitativo de la conducta suicida.

En Inglaterra destacaron los llamados poetas satánicos, Byron y Shelley. Os incluyo el trailer de la película de Gonzalo Suárez Remando al viento, donde se narra parte de la vida de Percy B. Shelley, Mary Shelley y Lord Byron. Al principio del trailer, Byron se encuentra en una barca en el lago Léman en Ginebra, su comportamiento y su actitud son puramente románticos. Disfrutadlo.

LA ESPAÑA DE LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XIX

El siglo XIX se abre en España con la invasión napoleónica y la guerra de la Independencia, que culmina en 1814 con la derrota del ejército francés. Durante este periodo las Cortes de Cádiz redactaron la primera Constitución española (1812).

Finalizada la guerra, se inicia, en 1814, el reinado de Fernando VII, quien, salvo durante el llamado “Trienio liberal” impuesto por el levantamiento del general Riego (1820-3), gobernará como monarca absoluto sin ningún tipo de concesiones, hasta su muerte, por lo que muchos liberales hubieron de exiliarse.

Se trata de una época oscura que se prolonga hasta 1834, año de la muerte del rey. Isabel II sucede en el trono a su padre, pero no de forma pacífica, ya que su derecho es disputado por su tío el infante don Carlos, a quien apoyan los tradicionalistas. La reina encontró apoyo en los liberales moderados, lo que posibilitó la vuelta de los exiliados políticos. Tras un enfrentamiento bélico (primera guerra carlista), Isabel II consigue afianzarse en el trono.

Os incluyo un vídeo titulado La España de las revoluciones que os puede ayudar a tener más claras las ideas sobre lo que ocurrió en España en esta mitad de siglo:

CONTENIDO

  1. RASGOS DEL ROMANTICISMO
  2. ETAPAS DEL ROMANTICISMO
  3. TEMAS ROMÁNTICOS
  4. LA POESÍA ROMÁNTICA
    1. JOSÉ ZORRILLA (1817-1893)
      1. Poesía narrativa: las leyendas
      2. Poesía lírica
    2. JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)
      1. Etapas de la poesía de Espronceda
      2. Estilo
  5. LA PROSA ROMÁNTICA
    1. LA NOVELA
    2. EL PERIODISMO
      1. EL artículo de costumbres. El costumbrismo
    3. MARIANO JOSÉ DE LARRA (1809-1837)
      1. Artículos periodísticos
      2. Estilo
  6. EL TEATRO ROMÁNTICO
    1. RASGOS DEL TEATRO ROMÁNTICO
    2. EVOLUCIÓN DEL TEATRO ROMÁNTICO
    3. PRINCIPALES AUTORES DEL DRAMA ROMÁNTICO
      1. Ángel Saavedra o duque de Rivas (1791-1865)
      2. José Zorrilla (1817-1893)

MATERIALES

  • APUNTES: Los apuntes de la literatura española del siglo XIX recogen conjuntamente las dos etapas literarias del siglo. Si todavía no los tienes, puedes descargarlos aquí:

LITERATURA SIGLO XIX (Curso 2017-2018)

  • PRESENTACIÓN: También tenéis a vuestra disposición el ppt. con el que se trabajará en clase. En este caso se trata solo de la presentación correspondiente a la literatura de la primera mitad del siglo XIX:

LITERATURA ROMÁNTICA (CURSO 2017-2018)

Puedes verla aquí

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • TEXTOS:

Os ofrezco, además, la selección de textos que vamos a trabajar en clase. Os lo he preparado en formato pdf para que no se estropee el formato cuando lo descarguéis. Habrá una copia física en cada aula. No he incluido textos del teatro de Zorrilla, ya que acabáis de leer Don Juan Tenorio y sois todos unos expertos/as en la obra:

TEXTOS LITERATURA ROMÁNTICA (2017-2018)

[Fuentes: Pilar García Madrazo,Carmen Moragón Cordón y José Manuel García Lamas: Lengua castellana y Literatura 1º de Bachillerato, Proyecto Zoom, Zaragoza, Edelvives, 2008. Santos Alonso Fernández, Antonio López Martínez, Pedro Lumbreras García y Azucena Pérez Tolón, Literatura, Barcelona, Magisterio Casals, 1992; Isabel Meléndez, Antonio Romero y Juana Delgado, Lengua y literatura castellana 4º ESO, Madrid, ESLA, 1996, ]
[Imágenes: El suicida de Leonardo Alenza (1830) (artehistoria.jcyl.com); Artehistoria (imagen)]
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curso 2015-2016, El placer de leer, Literatura escrita por mujeres, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.