Pongámonos románticos… leamos a Espronceda

Mujer leyendo de Jean-Honoré Fragonard (blogelp.com)

 

Espronceda, liberal, conspirador, exiliado, turbulento y apasionado en su vida amorosa, es el ejemplo más claro de un romántico.

La obra poética de este escritor extremeño se inició con un poema épico, El Pelayo, y con poemas patrióticos en los que exaltó las ansias de libertad y el rechazo de la tiranía. Su consagración llegó con la aparición de las Canciones. Son seis composiciones referidas a tipos humanos marginales, símbolos de valores ideológicos y morales:  El verdugo, El reo de muerte, El mendigo, El canto del cosaco y La canción del pirata.

La canción del pirata es uno de los poetas más conocidos de la poesía española. Prácticamente todo el mundo conoce el principio del poema. La Canción del pirata, publicada en enero de 1835 en El Artista es una obra fundamental en la evolución de Espronceda y en la poesía romántica española. Todos los críticos han subrayado las cualidades formales de esta canción y han puesto de relieve las innovaciones métricas que contiene.

El crítico Robert Marrast, en su Introducción a Poesías líricas y fragmentos épicos de José de Espronceda,  destaca “la sencillez del vocabulario, la ausencia de toda fraseología convencional, que seguramente contribuyeron a la perdurable popularidad de estos versos.” Según este mismo crítico, Espronceda, con la Canción del pirata, “rompe no solo con el neoclasicismo, sino con el género caballeresco (romanticismo primitivo) para inventar un tipo de expresión poética totalmente nuevo.”

El  pirata es un tipo literario de larga tradición. El personaje de Espronceda pertenece al mismo tipo que el Moor de Schiller, el Robin Hood de Walter Scott, el corsario y el Lara de Byron, el don César de Bazán y el Hernani de Victor Hugo. Pero es la primera vez que aparece en la poesía española del siglo XIX un personaje que afirme y reivindique con orgullo su independencia frente a la sociedad, su amor a la libertad y su rebelión contra un mundo cuyos intereses y preocupaciones éticas le parecen irrisorios y absurdos.

Para aquellos a los que os gusta oír los textos, sólo tenéis que pinchar en la imagen. Leen La canción del pirata para vosotros los locutores de RNE en el programa La estación azul con motivo del bicentenario del nacimiento del poeta.

¿Queréis oírla en versión rap? Frank T, presentador de La Cuarta Parte en Radio 3, y Zenit interpretan esta versión rap de ‘La canción del pirata’ de José de Espronceda. Pinchad al nene rapero.

Para los que preferís leer vosotros mismos, aquí está:

Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,
por su bravura, El Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.
 
La luna en el mar riela
en la lona gime el viento,
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y va el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Istambul:
 
Navega, velero mío
sin temor,
que ni enemigo navío
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.
 
Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del inglés
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies.
 
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
 
Allá; muevan feroz guerra
ciegos reyes
por un palmo más de tierra;
que yo aquí; tengo por mío
cuanto abarca el mar bravío,
a quien nadie impuso leyes.
 
Y no hay playa,
sea cualquiera,
ni bandera
de esplendor,
que no sienta
mi derecho
y dé pechos mi valor.
 
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
 
 
A la voz de “¡barco viene!”
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar;
que yo soy el rey del mar,
y mi furia es de temer.
 
En las presas
yo divido
lo cogido
por igual;
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival.
 
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
 
¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena,
colgaré de alguna antena,
quizá; en su propio navío
Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di,
cuando el yugo
del esclavo,
como un bravo,
sacudí.
 
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
 
Son mi música mejor
aquilones,
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos,
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.
 
Y del trueno
al son violento,
y del viento
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado
por el mar.
 
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Los poetas Nicolás Guillén y Vicente Huidobro parodiaron diferentes fragmentos de La canción del pirata. El de Guillén se basa prácticamente en cambios fonéticos, resaltando la intensa sonoridad del poema de Espronceda, pero el de Huidobro altera lexemas y, por consiguiente, da un nuevo significado más allá del tono humorístico que se deriva del de Guillén. Leedlo y contadme qué opináis. ¿Os veis capaces de hacer algo parecido? Mandadlo al blog.

Con diez coñones por bonda,
vianto en pipa a toda bula,
no carta el mer, sino viula
un bularo bergantón:
bajol pireta que lloman
por su bravara “El Temodo”,
en tido el mer conosodo
del ino al etro confón.
                        Nicolás Guillén
La lona en el mar riela
en la luna gime el viento
y alza en blanco crujimiento
alas de olas en mi azul.
                       Vicente Huidobro
 

Y tenemos, por supuesto, la versión que el grupo Tierra Santa hizo de la célebre canción:

Espronceda es autor de dos poemas extensos, El estudiante de Salamanca, probablemente su mejor obra, y El diablo Mundo, poema lírico, filosófico y social, que dejó sin terminar y que incluye el Canto a Teresa, una elegía dedicada a su amada Teresa Mancha después de su muerte.

El estudiante de Salamanca desarrolla en cuatro partes la leyenda del libertino e impío don Félix de Montemar, nuevo Don Juan, cuya amada, Elvira, seducida y abandonada por él, muere de pesar. También muere en un desafío su hermano que intenta vengarla. Una noche el espectro de Elvira se aparece a Montemar, éste la persigue y en un viaje alucinante presencia su propio entierro y su boda con el esqueleto de la desdichada Elvira. Finalmente muere. Para leer la obra, pinchad en la imagen. Si os apetece escucharla, el programa Historias de RNE realizó la narración poética dramatizada de la obra. Pinchad en la imagen de la niña:

El diablo mundo, publicado por entregas en 1840, está inacabada. Consta de una introducción, seis cantos, un fragmento del séptimo y otro suelto. El diablo mundo trata del sentido de la existencia en un mundo donde impera el mal, donde el individuo se enfrenta a una sociedad corrupta, cruel e indiferente. Para leerlo, ya sabéis, pinchad en la imagen, criaturas.

[Fuentes: FERNÁNDEZ  SANTOS, Alonso [et al.] (1992), Literatura 2º, Barcelona: Magisterio Casals; ARROYO CANTÓN, Carlos [et al.] (2006), Lengua castellana y Literatura 1º de Bachillerato, Madrid: Oxford; GARCÍA MADRAZO, Pilar [et al.], (2008) Lengua castellana y literatura 1º de Bachillerato, Zaragoza: Edelvives. Proyecto Zoom;  MELÉNDEZ, Isabel [et al.], (1996) Lengua y literatura castellana 4º ESO,Madrid: ESLA; PASCUAL, José A. [et al.](2008) Lengua y literatura 1º Bachillerato, Madrid: Santillana. Imágenes: Mujer leyendo de Fragonnard (blogelp.com); Fotografía de Johnny Deep como Jack Sparrow (infoaleph.wordpress.com); grabado del pirata (es.123rf.com); niño rapero (alkalaurbana.blogspot.com; imagen de El estudiante de Salamanca (blugosi.freeprohost.com); imagen de El Diablo Mundo (castellano1.wikiespaces.com]
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curso 2015-2016, El placer de leer, Enriquecimiento curricular, Literatura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pongámonos románticos… leamos a Espronceda

  1. nevskydy dijo:

    Eres un muy buen redactor, me encantó la reseña y los poemas que pusiste.
    Sigue así, tío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s