El reto del soneto

oaxacadejuarez.olx.com.mx

Cuando estábamos en clase comentando el soneto XIII de Garcilaso, algunos de vosotros sugeristeis la posibilidad de que la perfecta disposición del soneto y su extraordinaria calidad literaria fue más fruto del azar que de la capacidad de Garcilaso. Vamos, que le salió así, de repente, sin pensarlo… un poco de chiripa.

Yo os propuse que, puesto que era tan fácil, probaseis a escribir algún soneto, a ver qué tal se os daba a vosotros. Algunos recogisteis el guante de mi reto y me contáis que estáis escribiendo vuestro propio soneto. Estoy ansiosa por leerlos.

He pensado, por otra parte, que quizá necesitéis un poco de ayuda y he encontrado este material sobre cómo hacer un soneto. Echadle un vistazo y… suerte.

Cómo hacer un soneto

Por si os sirve de inspiración, leed este soneto que  Lope de Vega escribió  en su comedia La niña de plata, donde cuenta cómo resolvió el reto cuando Violante le propuso escribir un soneto:

Un soneto me manda hacer Violante,
que en mi vida me he visto en tal aprieto;
catorce versos dicen que es soneto:
burla burlando van los tres delante.
 
Yo pensé que no hallara consonante
y estoy a la mitad de otro cuarteto;
mas si me veo en el primer terceto
no hay cosa en los cuartetos que me espante.
 
Por el primer terceto voy entrando
y parece que entré con pie derecho,
pues fin con este verso le voy dando.
 
Ya estoy en el segundo, y aún sospecho
que voy los trece versos acabando;
contad si son catorce, y está hecho.

Habéis tardado un poco, pero el reto del soneto ha sido respondido. Os ofrezco el primero en llegar. Lo escribió Santiago, de 1º E:

Atardecer de un gran amigo,
una sombra se cierne sobre él.
No como ni vivo, no sin él.
Amigo en vida, del dolor testigo.
Dejas recuerdos, aquí contigo.
Dejas pesar, pesar a granel.
Tú nos dejas vacíos sin él.
Fue padre, fue hombre, fue amigo.
Has llenado de amor corazones,
de risas, cariño gratuito,
de muchos momentos y emociones.
Tú, sombra, desastre fortuito;
te lo llevas callando canciones.
Adiós sincero, dolor escrito.
 

El siguiente lo ha escrito Lucas, de 1º B, quien, tras una pequeña modificación métrica, nos ha hecho llegar este otro soneto, muy barroco:

¿Qué es de mi vida, una alegre ilusión?
Una ilusión que yo a entender no alcanzo,
mi tenue soledad con la que danzo
cubriendo estoy con falsa situación.
 
¿Qué es de mi cuerpo, una introversión?
que no sabe cuándo ni adónde lanzo,
sin rumbo y dirección sin nada avanzo
el breve latir de mi corazón.
 
De mi existencia yo nada sabía,
si me hubiera antes a mi emancipado
con mi pesado dolor no podía.
 
No mostraría este mísero estado,
en la cueva de Platón padecería
como si alguien me hubiera cercenado.

Por último, Víctor respondió el otro día a nuestro reto con este poema:

Eterno tiempo esperaré tu voz
pues con el tiempo fenece el engaño
un latido te doy por cada año
nace el deseo con el tiempo atroz.
 
Nace si hiere y se espera veloz
si nace se guarda como oro en paño
del corazón se hace amor ermitaño,
no haciendo daño si presta precoz,
 
y no por ser lentos ya son menores
si van de ardores ni bulerías
son de verdad, ni malos ni mejores
 
porque horas de espera no son vacías,
amores de un día no son amores,
solo ama el hombre que espera y confía.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en El placer de escribir y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El reto del soneto

  1. Santiago Pintos dijo:

    Aquí te dejo mi soneto, espero te guste. Aunque lo hice antes de leer esas instrucciones, espero que esté a la altura.

    Atardecer de un gran amigo,
    una sombra se cierne sobre él.
    No como ni vivo, no sin él.
    Amigo en vida, del dolor testigo.

    Dejas recuerdos, aquí contigo.
    Dejas pesar, pesar a granel.
    Tú nos dejas vacíos sin él.
    Fue padre, fue hombre, fue amigo.

    Has llenado de amor corazones,
    de risas, cariño gratuito,
    de muchos momentos y emociones.

    Tú, sombra, desastre fortuito;
    te lo llevas callando canciones.
    Adiós sincero, dolor escrito.

    • lclcarmen1 dijo:

      Muchas gracias por participar. Fallan un poco los acentos y la métrica, pero, desde luego, está dentro de la retórica de la sinceridad de la lírica renacentista. Lo dicho, muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s